. (function(html){html.className = html.className.replace(/\bno-js\b/,'js')})(document.documentElement); CAMINA CONMIGO – TranQuini

CAMINA CONMIGO

Lo has intentado todo para mantener la atención de los compañeros de trabajo: gráficos interactivos multicolores, videos de motivación, poner ‘El Chiringuito’ de Georgie Dann de vez en cuando para amenizar, una acto de pirotecnia desafiando la muerte que hizo que casi te despidieran… Nada de todo esto hizo que tus colegas despegaran los ojos de sus teléfonos y del último meme en el que aparece un gato. La verdad es que un gato saltando en una caja de cartón es hilarante y un competidor difícil. Pero podría haber una solución que haría que tu jefe y compañeros se quedaran enganchados a tu discurso: sácalos a pasear. No, no queremos decir como un perro. Nos referimos a llevar la reunión fuera de la oficina y hablar mientras dais un paseo.

Caminar aumenta el pensamiento creativo y es una gran ayuda en la resolución de problemas. Cuando caminamos el corazón bombea más rápido, lo que significa más sangre y oxígeno circulando a todos los músculos, incluyendo el cerebro. Como caminar no requiere mucho esfuerzo consciente, nuestros pensamientos son libres de vagar y ser más creativos, porque el ejercicio promueve nuevas conexiones entre las células del cerebro mientras aumenta la memoria y la atención.

No sólo ayuda a que fluya la creatividad, también es bueno para ti. Cada persona pasa un promedio de cerca de nueve horas y media sentada todos los días, que es más de una hora más de lo que pasamos durmiendo. Esta sorprendente estadística ha hecho que el conferenciante de TED, Nilofer Merchant, afirme que “sentarse es el nuevo fumar”. Es una declaración fuerte, pero es verdad, y está documentado, que estar sentado durante muchas horas aumenta el riesgo de enfermedad. Hacer paseos regulares durante horas de oficina mejora la salud, reduce el estrés y aumenta el bienestar de los empleados, especialmente si pueden mantener esas reuniones caminando en un espacio verde.

En Palo Alto, no era raro encontrarse a Steve Jobs manteniendo profundas conversación con sus colegas mientras caminaban y Einstein se paseaba por la playa cada vez que se enfrentaba a un problema difícil. Hay que señalar que ninguno de ellos lo hizo mientras miraba obsesivamente sus teléfonos móviles.

¿Entonces, a qué esperas? Abre tu calendario, establece el lugar de tu próxima reunión en el parque y lleva un par de latas de Tranquini para aliviar el estrés. Tú y tus colegas estaréis relajados en un abrir y cerrar de ojos.

También puede interesarte...